Archivo

Entradas Etiquetadas ‘he-man’

He-man cumple 30 años

Lunes, 13 de febrero de 2012 Sin comentarios
he-man

he-man

“Por el poder de Grayskull, yo tengo el poder”. Con esta frase que repetían de memoria la mayoría de los hombres que fueron niños en la década de los 80, el Príncipe Adam de Eternia se transformaba en He-Man, el guerrero rubio que, durante una época, eclipsó incluso a Barbie, la todopoderosa reina de la juguetería. El muñeco, ideal masculino de una generación, cumple este mes de febrero 30 años.

Aunque ya no es el ídolo de décadas pasadas, cuando cómics, series e incluso una película (1987) giraban en torno a sus andanzas, las de su inseparable mascota, un tigre, y las de su enemigo irreconciliable, Skeletor, lo cierto es que He-Man sigue teniendo su público. Por eso la compañía que lo fabrica, Mattel, confirma a ELMUNDO.es que continúa vendiéndolo a través de su web para coleccionistas mattycollector por 22 dólares. Eso en el mercado oficial, porque el guerrero es toda una estrella también en páginas como eBay.

He-Man llega a la treintena con el mismo look que le hizo famoso. Sin ninguna concesión a los nuevos tiempos. La media melena rubia -el primer prototipo tenía el pelo moreno-, en pleno estado de forma y vestido con su simple calzón marrón y naranja, porque como reconoció en su día su diseñador, Roger Sweet, “si hubiera llevado pantalones no se hubieran visto sus músculos”.

La mascota, Battle Cat
Este muñeco fue el protagonista absoluto de la colección de Mattel ‘Masters del Universo’ y, tras su salida al mercado, realmente fue el verdadero amo de las tiendas de juguetes. Proporcionó 400 millones de dólares de beneficios en sólo un año. Pero, aparentemente por un error en la estrategia de marketing, su salida del Olimpo fue tan rápida como su subida. Doce meses después perdió el 98% de la cuota de negocio. Lo cuenta el propio Sweet en el libro ‘Comandando el Universo: He Man y el Ascenso y Caída de los mil millones de dólares’.

Aunque es difícil explicar una pérdida tan grande, Sweet explica en su obra que la clave pudo ser la sobreexposición que se le dio al producto. Tanta fama obtuvo, tan presente estaba en todas las casas y salieron tantas imitaciones por parte de otras firmas, que acabó quemándose.

Inicio polémico

La historia del nacimiento de He-Man es la historia de una controversia. Mattel había rechazado hacer los muñecos de la saga ‘Star Wars’. Una decisión que pronto se demostró errónea, ya que otra compañía accedió a fabricarlos y fueron un éxito. Desde entonces, la empresa juguetera buscaba un triunfo similar.

Skeletor
Tras varios prototipos y varias modificaciones, en 1982 llegó He-Man (para el que se barajaron otros nombres como Megaton Man o Big man), al que enseguida acusaron de ser una copia de Conan. De hecho, Conan Licensing Company (CLC), la empresa que tiene los derechos de Conan demandó a Mattel, pero ésta última ganó finalmente el juicio. Aunque He Man recuerda al héroe bárbaro, también tiene influencias de ilustraciones fantásticas de la época.

Después de la polémica, llegó la época dorada para este treintañero, cuya biografía dice que es un espíritu libre y aventurero que defiende al castillo Grayskull de las fuerzas del mal y de la magia negra de Skeletor. Sus aventuras divirtieron a millones de niños en el mundo, que ya de adultos guardan un recuerdo especial para su muñeco rubio.

Fuente: diario El Mundo, de España

Categories: Cine, Retro, Television Tags:

Generación 80

Lunes, 22 de marzo de 2010 Sin comentarios

* Se criaron con el televisor como niñera. Vieron Candy, Los Pitufos, Mi pequeño Pony, Frutillitas, Marco, Horacio y Gabriela, Cris Morena, Xuxa, Nubeluz, Flavia, Los Magníficos, Susana Giménez, Tinelli, Pergollini. La televisión a color pasó -por suerte para ellos- de tener algunas horas de programación a estar todo el día. Después vino el cable y se lo devoraron todo.

* Les ha tocado sobrevivir muchos cambios en su entorno: políticos, económicos, sociales. En Uruguay el fin de la dictadura y el regreso de muchos exiliados políticos, aunque a muchos se la contaron porque recién estaban en el jardín de infantes o simplemente aprendiendo a caminar. Vieron por la tele la caída del Muro de Berlín y fueron los primeros atentos al invento que transformó las relaciones entre las personas que empezó a aparecer a fines de esa década y principios de los noventa: la red Internet, la globalización, la libre circulación de la información, las nuevas redes sociales.

* Fue la última generación de niños que pudieron jugar en barra en la calle. No se comunicaban por teléfono celular. Simplemente iban y tocaban timbre en la puerta de sus amigos. Los padres no los controlaban. Vivieron el último momento del auge de los locales de maquinitas, aunque el Atari y el Nintendo los fueron llevando de vuelta a casa, entre snacks y chocolatines y los pijamas party. Y las computadoras terminaron por volverlos nerd con el Monkey Island, el Prince of Persia y el Wolf3D, versiones de Tetris para PC. No llegaron a la droga de los Sims 1, 2 y 3, pero sí a los primeros juegos de rol y de aventuras.

* Fueron protagonistas del boom de los video clubes: las películas se veían en casetes vhs, que se sacaban y se miraban en grupo. Existían también otros sanos divertimentos: patinar, andar en bici, los álbumes de figuritas, jugar a “Verdad, consecuencia”, el “ring raje”, organizar bailes lluvia. Todo era cara a cara. El chat y los emoticones y el vivir más encerrado es algo que empezó a darse más hacia finales de los noventa. Algunos pasaron su adolescencia en raves, escuchando música electrónica, probando drogas de diseño, ácido, éxtasis. Otros esperando el verano para conocer La Pedrera, el Polonio y Valizas… sin sus padres ex jipis.

* En 1985, una de las fechas trascendentales de la época, además de asumir Sanguinetti como presidente, se inauguró Montevideo Shopping Center, el primero de una serie de complejos comerciales que transformarían los hábitos de consumo y recreación en las siguientes décadas.

* El hermano mayor o el tío fueron un referente importante para los nacidos en los 80′. Muchos escucharon grupos de rock nacional a través de sus hermanos: Los Traidores, Los Estómagos, El Cuarteto de Nos, aunque a estos últimos los probaron siendo escolares con “Me agarré el pitito con el cierre” y la canción de Artigas. Vivieron la última oleada de darks, punks y neojipis; hoy se sienten un poco lejos de los emo, góticos y floggers. Son, de alguna manera, nerds a mitad de camino, con colecciones infernales de mp3 y series de tevé americana que se copian y se pasan.

* Ya que hablamos de música, vale precisar que los chicos que nacieron en los ochenta pasaron por todas las etapas de los soportes y los sistemas de reproducción: discos de pasta (¡la prehistoria!), casetes, cedés, mp3, tocadiscos, grabador, walkman, equipo de audio, discman, reproductor de mp3 portátil o de la computadora. Al principio se grababan compilados de hits y programas de radio enteros. Ahora todo se consigue fácil, por Internet, y son expertos en navegar en you tube.

* Un poco más individualistas y hedonistas que integrantes de otras generaciones, no creen en la clase política, salvo excepciones. Son receptivos, sí, a otras causas éticas: equidad de género, diversidad sexual, derechos de los animales, derechos reproductivos, ecología, libertad de expresión.

* Desde chicos tuvieron acceso a medios audiovisuales con los que se familiarizaron: cámaras, grabadores, filmadoras, video caseteros. Muchos estudiaron y viven de profesiones creativas con las que sus padres jamás soñaron: ilustración, moda, fotografía, publicidad, diseño gráfico, cine, televisión. Se terminó la carrera tradicional como la única alternativa deseable y se pusieron de moda nuevas profesiones relacionadas con la comunicación, las artes y las nuevas tecnologías. Pero no todo fue color de rosa. También fue la generación más golpeada por la crisis del 2002. Algunos de los nacidos en los tempranos 80´ tuvieron que trabajar y dejar de lado la idea de estudiar. Otros tantos ni siquiera consiguieron trabajo acá por lo cual emigraron a Europa.

* El sida hizo su aparición también en los ochenta. El preservativo se erigió como el método anticonceptivo por excelencia para cualquier persona precavida que pensara en cuidarse. Tal vez como una reacción a este fenómeno de la precaución, se produjo una liberación de las costumbres sexuales. La homosexualidad y la bisexualidad se hizo más frecuente, tanto en hombres como en mujeres. Britney Spears y Madonna besándose, Marilyn Manson, las Tatu, proyectaron imágenes provocativas para los nacidos en los en esta década, al igual que la película Velvet Goldmine de Todd Haynes y Los chicos no lloran de Kimberly Peirce. La androginia fue otra opción: mujeres masculinizadas, tom boys y chicos glam que se visten y se maquillan como mujeres. Se reivindicó la libertad de poder reinventarse más allá de los límites que vienen dados por haber nacido hombre o mujer.

* Ahora estamos, paradójicamente, frente a un revival de toda aquella ropa que se usaba en los 80´s (no por ellos, sino por los nacidos en los 60’s y los 70’s), como las calzas, las medias de red, leggings, tops, crucifijos, guantes sin dedos y cadenas de strass, cinturones gruesos, zapatos de taco, los colores flúo, las tachas, el cuero negro, los pins o parches, traje y corbata combinado con vaqueros, muñequeras, ropa deportiva muy colorida de marcas como Reebok, Levis, Nike y Adidas. Toda esa moda se puede ver en pelis de culto como Footloose, Volver al Futuro, La chica de Rosa, El club de los cinco, E.T. También Madonna, Cindy Lauper, Michael Jackson, George Michael, Billy Idol o Culture Club fueron clásicos exponentes de aquella moda alocada y divertida influida tanto por el punk como por la new wave. Hasta hay un culto ochentero en la música: el tecno, el house, hip-hop, el rap, los ritmos de los guetos (negros, latinos). Y en el arte se nota toda la influencia del grafitti y el arte callejero.

FUENTE: http://www.freeway.com.uy/revista/1435_Generacion-80—Patricia-Turnes//